09 noviembre 2019

VALLE DEL SILENCIO
(17 de noviembre de 2019)

Comienzo ruta: Peñalba de Santiago (León).
Hora comienzo ruta: 10.00 h.
Distancia: 4,300 Km.
Desnivel positivo: 220 m.
Desnivel negativo: 220 m.
Dificultad: Fácil.
Tipo de recorrido: Circular.



El pueblo de Peñalba de Santiago constituye el mejor y más conservado ejemplo de la arquitectura popular de la serranía berciana. Situado en el Valle del Oza, en el destaca la iglesia de Santiago de Peñalba una de las joyas arquitectónicas del Arte mozárabe y Monumento Histórico-Artístico Nacional desde 1931.





Cualquier visita a Peñalba de Santiago y a su iglesia queda incompleta sin el paseo de unos 4 kilómetros que nos acerca hasta el Valle del Silencio, donde descubriremos la cueva de San Genadio. Un precioso broche a nuestro fin de semana leonés.

LAS MÉDULAS
(16 de noviembre de 2019)

Comienzo ruta: Las Médulas (León).
Hora comienzo ruta: 10.00 h.
Distancia: 12,500 Km.
Desnivel positivo: 553 m.
Desnivel negativo: 553 m.
Dificultad: Fácil.
Tipo de recorrido: Circular.



Las Médulas se encuentran en la comarca del La Bierzo (León) y fue una antigua explotación minera, en concreto la mayor mina de oro a cielo abierto de todo el Imperio Romano. En aquellos tiempos se usaron sistemas de explotación donde se excavaban túneles, como si de una madriguera de conejos se tratara, para luego desviar diversos torrentes de agua por las galerías y así reventar la montaña con la fuerza y la presión de ésta. Cuando la montaña caía la encauzaban hacia canales de lavado y eliminaban el lodo y las piedras para extraer el oro. Alrededor de las Médulas es frecuente ver montañas de cantos rodados llamadas murias. Esa actividad industrial transformó por completo el paisaje para convertirlo en un extraño lugar de arenas rojizas, hoy cubierto por castaños y robles.


En 1996 este entorno fue declarado Bien de Interés Cultural, en 1997 fue declarado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad y en 2002 Monumento Natural.


En las Médulas es posible hacer al menos 5 pequeñas travesías: Senda Perimetral, senda de las Valiñas, senda de Reirigo, senda del Lago Sumido y senda de los conventos. Nosotros combinaremos varias, para intentar recorrer la mayor parte de la zona arqueológica y visitar ciertos puntos donde las sendas cobran su máximo protagonismo, que no son otros que los miradores y las extrañas cavidades de las montañas. De entre todos los miradores hay dos que destacan sobre el resto, el Mirador de Orellán y el Mirador de Las Pedrices. Si hablamos de las cuevas nos quedamos con tres, la Encantada y Cuevona en la senda de las Valiñas y la que hay en el interior del Pico Reirigo, la más espectacular y emocionante y para la que aconsejamos llevar linterna o frontal.